domingo, 21 de marzo de 2010

54










En un mar de vajillas rotas

encalla un barco.

Tiene el fulgor saeteado.



Una furia sostenida

lo transforma en belleza

y el cuerpo vuela.



La muralla del viento

lo devuelve al piso

inútil.

4 comentarios:

NESTOR MENDOZA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NESTOR MENDOZA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NESTOR MENDOZA dijo...

¡Qué mar tan escabroso el suyo, el del poema!
"Tiene el fulgor saeteado", hermoso verso.
Saludos,
Néstor

Latino-Poemas dijo...

Hola, me gustaría invitarle a visitar el nuevo sitio de poesía www.latino-poemas.net

Ayúdanos a compartir sus poemas :)

Publicar un comentario